Imprimir
Visto: 144

Inició su cruzada, dejándose llevar por la corriente, para alcanzar el sueño de nunca jamás.  Consiguió despertar valores y sentimientos que nos llevaron a  unirnos por verlo nadar, pero no volvió.  Se deslizó en el agua, con la fuerza del amor, con su sonrisa y bondad. Como símbolo nos queda el "pescaíto",  de fuerza, de lucha, de sueños que nadie podrá destrozar.

¡ DEP Gabriel !. Desde el IES Cairasco de Figueroa, nuestro apoyo a su familia.